Buen momento económico latinoamericano se debe a demanda china”: afirma ex presidente uruguayo

SHANGHAI, 30 may (Xinhua) — El ex presidente uruguayo Julio  María Sanguinetti sostuvo el martes que el buen momento que  atraviesa la economía de América Latina se debe a la gran demanda  china, que ha provocado un aumento en los precios de las  exportaciones de la región.
“Puede que el momento político que está atravesando América  Latina no sea el mejor, pero el momento comercial es muy bueno, y  esto se debe en gran parte a la demanda china, que ha provocado un incremento en los precios de las materias primas que son la base  de nuestras exportaciones”, afirmó Sanguinetti, en una entrevista  exclusiva concedida en esta metrópoli oriental china a Xinhua.

Sanguinetti, quien en 1988, durante su primer mandato,  estableció relaciones diplomáticas con la República Popular China, destacó el ritmo al que ha progresado el país asiático desde su  apertura al mundo exterior en 1978.

Señaló que el ejercicio de la presidencia le dio la oportunidad de presenciar “el inicio de una etapa histórica importante, y el  profundo cambio” que ha experimentado el país oriental en las  últimas dos décadas.

“El proceso de urbanización de China es impresionante, y  permite ver el surgimiento de una clase media cada vez más amplia, no sólo con la gente originaria de la ciudad sino con las personas que han emigrado desde los campos”, indicó.

Agregó que, “hace 20 años en Beijing sólo se veían bicicletas,  hoy gran parte de éstas han sido reemplazadas por flamantes  automóviles, al igual que ocurre en Shanghai”.

Sanguinetti enfatizó el dinamismo de la economía china, “que  hoy tiene al país figurando en la escena mundial como lo soñó Deng Xiaoping, encaminada al desarrollo”.

El ex mandatario del país suramericano opinó que son “muy  positivas” las perspectivas de que su país siga el ejemplo de  Chile y suscriba un tratado de libre comercio con China.

Sin embargo, ndicó que para que el ritmo de la relación  comercial entre los dos países sea más dinámico es necesario  explorar e identificar nuevos nichos de mercado.

“Por ejemplo, una de las exportaciones más tradicionales de  Uruguay hacia China es la lana, pero ahora estamos tratando de  entrar al mercado de las carnes y los lácteos, y para el efecto  justo en este momento hay una delegación muy numerosa participando en una feria aquí en Shangai”, informó.

Y hablando figurativamente añadió que, “las ruedas del comercio son conocidas, pero hay que saber hacerlas rodar”.

Consultado sobre la posibilidad de que su país sea incluido en  la lista de destinos turísticos de China, el ex presidente aclaró  que la distancia entre los dos países y la misma posición  geográfica de Uruguay en Sudamérica juegan como elementos en  contra.

Asimismo, para Sanguinetti la posibilidad de que su país tenga atractivo como destino turístico para los chinos radica más en su inclusión “como parte de un ‘paquete’ del que también hagan parte  Brasil y Argentina, por ejemplo”.

Pero se apresuró a enfatizar que, “a pesar de la distancia  geográfica y el bajo flujo turístico actual, la percepción de  China en Uruguay es muy positiva, y los intercambios culturales  han crecido paulatinamente, al punto de que además de los  estudiantes uruguayos que vienen aquí, ya hay quienes están  estudiando mandarín allá mismo en Uruguay”.

El ex mandatario uruguayo, cuyo segundo mandato cubrió el  lustro 1995-2000, realiza su cuarta visita a China desde el jueves pasado, invitado por el Instituto del Pueblo Chino para las  Relaciones Exteriores, y llegó hoy a Shangai proveniente de  Beijing, donde durante los dos últimos días cumplió diferentes  compromisos patrocinados por dicho instituto.

Su regreso a Uruguay está previsto para el 31 de mayo.

No se admiten más comentarios