¿Quién mueve ahora el tablero?

 

EL POSICIONAMIENTO ECONÓMICO MUNDIAL, HA VARIADO 180 GRADOS

A fines de agosto del año pasado la agencia noticiosa EFE de España publicaba un estudio llevado a cabo por la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo con sede en Ginebra, Suiza , según el cual las tres naciones en desarrollo más atractivas para la inversión mundial eran China, Hong Kong y Brasil. Sin mencionar que China y Hong Kong son un mismo país, la primera ocupaba el cuarto puesto mundial como atractivo para los inversionistas extranjeros. El estudio de la ONU contabilizaba las inversiones hechas desde 1990 hasta fines de 2002, es decir, el dinero extranjero invertido en China durante los últimos doce años, pero en realidad, a fines de 2002 China sola ya había alcanzado el segundo puesto mundial por detrás de Norteamérica. La situación cambió radicalmente durante el 2003, año en que las inversiones extranjeras treparon hasta los 53.000 millones de dólares mientras que las inversiones foráneas en USA cayeron dramáticamente de 72.400 a 39.900 millones de dólares. Dicho en otras palabras, China no solo ha mantenido los primeros puestos globales con una creciente inversión extranjera durante doce años, sino que al cabo del 13° ejercicio ha ascendido al primer puesto, provocando una drástica caída de su más inmediato competidor mundial.

Más allá del hecho de que existieron otras causas para la sentida merma de la inversión en las naciones tradicionalmente consideradas “potencias económicas mundiales”; el crecimiento interno chino es seguro y a la vez firme y constante, y se refleja inclusive en la prosperidad de sus vecinos asiáticos. El progreso y desarrollo de los países llamados “Tigres Asiáticos” tal vez no se deba exclusivamente a China, pero indudablemente, “el dragón” tiene mucho que ver también en el despertar económico de otras naciones asiáticas que, merced a las compras de Beijín, comienzan a mostrar sus garras comerciales.

Llamativamente, los propios expertos norteamericanos en economía afirman, en destacados medios de prensa, que su país tiene una creciente dependencia de la producción china. Ello se desprende del análisis de economistas como Stephen Roach Asesor Jefe de la Morgan Stanley, quien cita como ejemplo a la Logitech Internacional de California para demostrar como China ha fortalecido el papel de EE.UU. como protagonista en la economía mundial. Esta empresa “estableció una fábrica en Suzhou de China, y exporta anualmente unos veinte millones de ratones de computadora. El mouse de marca Wanda es uno de los productos estrella de Logitech, que se vende en Estados Unidos a cuarenta dólares por unidad”. De esta cifra, ocho dólares son para Logitech, quince para mayoristas y minoristas, quince para los proveedores (Motorola Inc., y Agilent Technologíes), quedando en China tan sólo tres dólares con los que se pagan salarios, energía, transporte y gastos administrativos. Aun cuando el ingreso total de los 450 vendedores de Logitech en California es mayor que el volumen global que ganan los 4.000 obreros chinos de Suzhou, la empresa norteamericana no tendría la más mínima oportunidad en el competitivo mercado mundial, si no fuera porque los ratones se fabrican en China.

Jeffrey D. Sachs, profesor de economía y director del Instituto de la Tierra de la Universidad Columbia, afirma que su país, Estados Unidos, se encuentra en decadencia, y que en veinticinco años la pujante, estable y ordenada China tendrá una economía mayor que la de Norteamérica, pudiendo llegar a superarla hasta en un 50% a mediados de este siglo.

De hecho, los expertos en economía mundial destacan el hecho que la India habrá igualado la economía de Estados Unidos para el 2050 y que Brasil podría estar tecnológicamente al mismo nivel que USA antes de esos años.

¿Quién mueve ahora el tablero mundial? De hecho, los EE.UU. están perdiendo rápidamente su papel protagónico en este sentido, y en cambio, los países asiáticos con China a la cabeza serán los líderes comerciales del siglo XXI.

Entre las naciones del mundo latino, es Brasil (Sudamérica) quien llama más la atención de los expertos mundiales. Todo ello quizá se deba a que Brasil al igual que Argentina y Chile, ha seleccionado a China como su aliado estratégico, dato importante a tener en cuenta a la hora de definir la política económica, comercial y exportadora del Paraguay del futuro .

Condensado de los siguientes artículos periodísticos

1.“Estados Unidos agita la amenaza de …” Diario La Nación, pág. 43, fecha 26 de septiembre de 2003.

2.“No todos los países…” Diario La Nación, pág. 3, fecha 30 de septiembre de 2003.

3.“¿Está China haciendo trampa?” Diario La Nación, pág.8 , fecha 12 de octubre de 2003.

No se admiten más comentarios